FINANZAS

6 consejos para gastar menos en comida y utilizar todo lo que tienes en la despensa

¿Tú también estás cansado/a de tirar cosas a la basura, gastar tiempo cocinando y perder dinero cada semana?

Es bastante común ir al supermercado una vez por semana para añadir un par de cosas de uso más constante que se van acabando. Esto es especialmente real cuando hay platos que amas por sobre otros, lo que usualmente genera que compres los mismos elementos una y otra y otra vez.

Pero entonces ¿qué sucede con los otros elementos no tan amados de tu despensa? Ni siquiera hablemos de las verduras y/o frutas en tu nevera que no recibieron tanto amor en las últimas dos semanas y que, en este momento, están listas para irse al compost o a la basura.

Puede que suene un tanto extraño, pero en mi casa me considero la “reina de las sobras”, título que explica que puedo tomar un montón de cosas aleatorias justo antes de que se pongan malas y lograr crear una comida deliciosa con ellas.

Esto, sin duda, me ahorra tiempo y dinero y me obliga a comer más sano y ser mucho más creativa. Si tú también estás cansado/a de tirar cosas a la basura, estos son algunos tips que te van a servir a cambiar el panorama de tu despensa y nevera.

1. Opinión poco popular: No planifiques

Muchas personas dicen que lo mejor es planificar todo lo que vas a comer en una semana (almuerzos y cenas incluidas) y entonces así sabrás exactamente qué necesitas comprar. Sin embargo, creo que esto es tremendamente limitante. ¿Qué pasa si un día ya no quieres comer pasta y prefieres un omelette? ¿Qué pasa si en verdad odias esa sopa que tienes planificado preparar? Mejor ir con el flow de la vida (y la panza).

2. Crea comidas en base a grupos alimentarios

En general lo que me permite llegar a cocinar comidas poco comunes es que pienso en mis platillos en términos de macronutientes o grupos alimentarios. Es decir, lo siguiente:

– Que tenga una proteína
– Que tenga un carbohidrato, ojalá integral, pero si no, da igual
– Que tenga una porción de verdura
– Que tenga una porción de grasa, sabrosa y saludable

Esto me abre un mundo de posibilidades y puedo pasar de una tortilla de atún con el arroz de ayer y una “ensalada mexicana” (choclo congelado, tomate, palta/aguacate, base de lechuga) a una crema natural de zapallo (el zapallo de la nevera que nadie quería, dos cebollas solitarias) con un omelette (¡Sí, aun quedan huevos!) y una ensalada tibia de porotos verdes y otras verduras congeladas con un poco de queso.

Obviamente, si comes carne, es aun mas sencillo. Yo solo como pescado (de vez en cuando) por lo que en general prefiero quinoa y legumbres de proteína.

3. Ten conciencia y conocimiento de los costos

Comer atún y comer salmón no es lo mismo en términos monetarios y no hay nada de malo con preferir un enlatado un par de veces a la semana si eso te da proteína, sabor y una billetera más feliz. Prefiere ir al mercado, las ferias libres o un supermercado mayorista y eso, junto con no tirar nada de lo que compras, te ayudará a ahorrar dinero.

4. Deja de comer eso que odias

Sí, ya sé, todo el mundo dice que tomes batidos verdes, que comas kale asada y que hagas arroz falso de coliflor. Si te gusta, que nada te detenga, pero si lo odias ¿para qué comprar algo que de verdad vas a terminar tirando porque no usarás nunca ni aunque venga tu madre a intentar convencerte?

5. Mejor parte con una lista de lo que amas

¿Te encanta el tomate? Excelente, puedes hacer una crema de tomates asados, incluirlos en tu ensalada o hacer una pasta con unos tomates Cherry. ¿Eres de esas personas extrañas, como yo, que aman la coliflor? Si la cocinas con ajo y zanahoria puedes obtener una crema de verduras deliciosa, también puedes asarla con salsa de soya y queda muy rica. ¿Lo tuyo son las hamburguesas? Bueno, nadie dice que no puedas hacer un par a la semana con carne molida, pan integral, aguacate y tus salsas preferidas.

La idea es que ames lo que comas y que no te quite demasiado tiempo planificar, cocinar y consumir tus comidas.

6. Inspírate

 

No sé cómo estarán ustedes en su relación con Pinterest, pero debo decir que yo y Pinterest estamos en una relación estable, duradera y bastante consolidada. Crea un tablero de recetas y ordénalo como quieras: por ingredientes, por tipo de plato, por estación del año… El UNICO requisito es que tienes que amar la preparación y saber que no te dará pereza prepararla.

Si no sabes por donde empezar te comparto el tablero que he estado usando y curando últimamente: click acá

¿Listos para comer de forma más “mínima” pero igual de rica? De seguro notas una baja de un 5% o 15% en tus gastos de mercadería.

Anuncios

1 comment on “6 consejos para gastar menos en comida y utilizar todo lo que tienes en la despensa

  1. excelentes consejos, en realidad, la alimentación sana es bastante barata, con tal que en lugar de seguir sugerencias populares nos guiamos de lo que realmente nos gusta

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

A %d blogueros les gusta esto: