FINANZAS

¿Cómo comprar como minimalista? Y 4 cosas que un minimalista jamás compraría

No sólo se trata de dejar ir todo lo que no usas, también tiene que ver con dejar de comprar cosas nuevas que sabes que no usarás.

Una de las cosas más interesantes e importantes del minimalismo se relaciona directamente con el dejar de comprar tanto. Si bien el paso número uno es dejar ir todo lo que no usas, muchas personas se quedan en este paso, dejando ir y luego reemplazando los objetos que donaron o tiraron con cosas nuevas. Si a dichos nuevos elementos no les das un uso substancial entonces tu compra es injustificada y terminas nuevamente en el ciclo de comprar, no usar y tirar. Si bien todos somos culpables de lo anterior, el minimalismo puede ayudarnos a salir de ese lugar y realmente hacer un cambio en la forma en la que invertimos nuestros recursos.

La sensación de donar, regalar o vender lo que ya no necesitas es genial, pero puede generarte sentimientos encontramos y ganas de reemplazar ciertos items una y otra vez, generando más y más compras.

La idea detrás del minimalismo es tener más tiempo y recursos en general para vivir la vida que quieres, por lo que concentrarte con tal fuerza en lo que ya se fue y en lo que quieres incluir va contra la idea central de lo que es vivir de forma mínima.

Acá te ayudamos a entender cómo seguir en la segunda fase de este camino, aprendiendo a comprar de forma tranquila y mesurada y ayudándote a dejar ir ciertas cosas en las que no necesitas gastar.

1. Artículos para el hogar

Reemplaza sólo aquellas cosas que realmente ya no puedas usar debido a su mal estado. Al comprar un ítem nuevo, intenta no comprar el más barato, sino el que tenga una calidad que te asegure que durará por años.

Sí: Compra una nueva cafetera si la tuya se averió. Asegúrate de conseguir un modelo y marca que te sirva justo para lo que tú amas (sea espresso o espuma de leche para los lattes).

No: No compres una nueva cafetera o un nuevo microondas sólo porque el que tienes está viejo. El minimalismo te habla de deshacerte de lo que ya no sirve, no de las cosas que aún están en perfecto estado a pesar de sus años de uso.

2. Ropa

En un post previo hablamos sobre el closet cápsula y cómo podía ayudarte en tu vida diaria, además de hacer todo más sencillo a la hora de hacer la maleta para viajar. La idea es que mantengas la cantidad de piezas que te hacen la vida más cómoda y que prefieras siempre comprar items que le añadan valor a tu closet. Prefiere las piezas de calidad. Si compras pocas veces al año, hace más sentido invertir que comprarte jeans baratos que tienes que reemplazar cada dos meses.

Sí: Compra una nueva pieza porque no tienes nada similar en tu armario y te hace falta

No: No compres algo sólo porque está en liquidación. No hagas el cálculo de que puedes comprarte 5 camisetas de 5 dólares en vez de una de buena calidad por 25. Al final del día, tu lavadora no tratará de mejor manera las baratas y es posible que tengas que reemplazarlas en muy poco tiempo.

3. Libros

Esta es una opinión personal, pero desde que me compré mi primer Kindle en 2013 dejé de comprar libros en papel, excepto por contadas excepciones. En general si es un libro favorito o si es especial por razones personales trato de comprarlo en versión física, usualmente empastado, aunque sea más caro. Sino, trato de comprar el ebook o descargarlo gratis de diferentes sitios de internet.

Sí: Compra libros para los que tengas espacio que sean importantes para tí y te gusten

No: No compres por comprar, prefiere la versión digital y, dentro de lo posible, ebooks libres y gratis.

4. Cuidado personal e higiene

Las cremas, el shampoo, el jabón, los productos para el rostro. Todos estos ítems deben ser de muy buena calidad y deben estar formulados específicamente para tu piel y cuerpo. Si tienes restos de un montón de productos de hace tiempo, termina de usarlos y deshazte de ellos. Pon una fecha límite y desde allí en adelante compra en cantidad necesaria de productos de buena calidad.

Sí: Compra productos de excelente calidad en una cantidad adecuada. Invierte sin sentir que tienes que comprar de a 3 botellas por vez. Un producto por ítem está bien.

No: No compres productos duplicados, prefiere comprar de un ítem por vez para poder probar y asegurarte que usarás la crema, el champú o el jabón que compraste.

De seguro hay un montón de otros ítems, pero la idea es la misma. No gastar por gastar, invertir siempre en lo mejor y que la inversión no se convierta en “tengo que comprar 5 iguales para cuando se me acabe”. La idea es planificar con cuidado pero no es necesario nuevamente comenzar a acumular.

¿Necesitas ideas para algún otro item? Déjanos tu sugerencia en los comentarios y podemos escribirlas para una segunda parte de este artículo.

0 comments on “¿Cómo comprar como minimalista? Y 4 cosas que un minimalista jamás compraría

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

A %d blogueros les gusta esto: