Moda minimalista: Tener menos ropa y más outfits con el clóset cápsula en 4 pasos

Vernos mejor y tener un estilo de vestimenta que nos represente es algo que a muchos nos interesa, independiente de nuestra edad, género o ingresos. Sin embargo, el retail hace que sea difícil consumir de forma consciente, empujándonos a comprar cosas que no necesitamos o, a menudo, la misma prenda en varios colores solo porque es más “barato”. La industria de la moda y el concepto del fast fashion son, definitivamente, responsables de una gran parte del efecto invernadero.

Cuidar el ambiente, cuidar la billetera y cuidar el estilo.

Los clóset cápsula han estado dando vuelta un tiempo ya en Pinterest y son la solución minimalista para reducir el gasto innecesario en ropa de bajo costo. Mira cómo con 30 piezas o menos logras crear todo un universo de posibilidades. (el número es solo una referencia a una moda popular de reducir el clóset a 30, en el mío tengo 30 piezas, contando zapatos).

30 piezas para la vida – Los básicos:

Mis básicos:

3 pantalones: pantalones negros, jeans oscuros, jeans claros. Intenta tener variedad y escoger un pantalón de corte recto, uno skinny y uno tipo mom jeans.

3 blusas: una blanca, una negra y otra que tenga un patrón que te guste. A esta base también puedes añadir la clásica blusa celeste que va bien con todo.

3 camisetas: una blanca, una negra, una gris y una que tenga un patrón que te encante.

3 sweaters: ojalá tener tres también. Uno muy abrogado para el invierno, otro de media estación y uno que funcione con blusas y vestidos.

2 chaquetas: las clásicas de denim y la biker en negro.

1 abrigo de buena calidad para el invierno

1 trench coat para cuando llueva

1 bufanda que va con todo

1 par de zapatillas blancas

1 par de zapatillas negras

1 par de botines

2 vestidos: uno de verano y uno de invierno.

Este es solo un ejemplo y está modelado en mi propio clóset. Por ejemplo, no suelo usar faldas pero sí shorts, aunque no los he añadido acá pero podrías. En mi caso los uso solo en vacaciones cuando no voy al trabajo, por lo que suelo tener solo un par, de mezclilla, que combino con casi toda la lista que acabo de escribir.

¡Ahora hazlo tú!

1. Adiós a lo que no te queda, está en malas condiciones o no te gusta 

Seamos honestos, todos sabemos qué ropa no usaremos nunca, independiente de nuestros sueños de hacerlo algún día. La ropa que no te queda o que sencillamente no te gusta puedes donarla o venderla según sea tu preferencia. La que esté en malas condiciones puedes tirarla o, dependiendo de tus habilidades manuales, convertirlas en otra cosa.

2. Revisa que tengas lo suficiente

Para armar tu clóset cápsula necesitarás tener opciones básicas para combinar. Toma en cuenta qué tan a menudo manchas tu ropa o con cuánta frecuencia necesitas cambiarte. En mi caso determiné que 3 pantalones eran más que suficientes para pasar la semana, usando cada uno de ellos dos veces por semana y dejando un día para usar ropa deportiva o vestido.

3. Combina

La idea es que cada una de tus piezas sea combinable con todas las demás, por lo que sería una buena idea comenzar a armar outfits para ver si realmente seleccionaste prendas que te sirven. Por ejemplo, esa chaqueta azul que amas debe verse bien tanto con el vestido que decidiste guardar como con tu blusa favorita. Si no pasa la prueba, entonces debes dejarlo ir.

4. Invierte

La idea del clóset cápsula es que en vez de comprar ropa una y otra vez te dediques a comprar piezas claves de buena calidad. Esto puede significar darte permiso para comprar piezas más costosas que, sin embargo, te durarán mucho más y a la larga terminarán siendo una inversión.

Lo genial de esta forma de vestir es que será más fácil alistarte durante la mañana porque combinar será mucho más sencillo. Simplemente escoge una pieza de cada categoría y añade capaz dependiendo del clima y listo. De seguro que ahora hasta tienes tiempo para desayunar.

Anuncios